viernes, octubre 03, 2008

QUINTETO HISTORICO DE LOS SONICS: POINT GUARD

Acabamos la serie del mejor quinteto historico de los Sonics, analizando el puesto de base. No ha habido tanta calidad como en el puesto de escolta, pero los point guards de los Sonics han marcado épocas, dentro y fuera de la pista. Os propongo 4 opciones, y eso dejandome fuera a Slick Watts, quien se merece un capitulo a parte, o Wilt Hazzard (Mahdi Abdul Rahman, en la actualidad), que fue el primer All Star de la franquicia. Aqui van los 4 nombres.

LENNY WILKENS
Si un nombre nos viene a la cabeza cuando se nombran a los Sonics, quizás sea el de Lenny Wilkens, que ha sido jugador, jugador-entrenador, entrenador, ha estado en el front office, asistente al GM...vamos, que menos mascota ha sido de todo.
Como jugador, cuando arriva a Seattle tras 8 años en Atlanta, ya era una estrella de la liga. Cuando llegó, en la temporada 68-69, no estaba muy emocionado, ya que salía de un equipo donde era candidato a todo, y llegaba a una franquicia con 1 año de vida. Por ello es la primera gran estrella de los Sonics.

En sus primeros 3 años en Seattle, sería All Star, e incluso llegó a ser el MVP del All Star del 71 celebrado en San Diego, algo que sólo Tom Chambers pudo igualar. En ese primer año, se fue a 22.4 ptos y 8.2 asistencias, y el equipo sumó 7 victorias más que en la temporada anterior. En sus siguientes años, ya no llegaría a 20 puntos de media, pero sus numeros de asistencias tampoco bajarian de 9, llegando a 9.6 en el 72.

Wilkens no era un tirador, pero era capaz de llegar en jugadas de 1 vs 1 hasta debajo con una facilidad inusitada. Con el tiempo fue desarrollando una habilidad para el pase, espectacular, y siempre era una gran ayuda en el rebote. Un jugador completisimo, además de ser un líder en el vestuario. Era la clase de tío, que donde llegaba volvía la vida. Año a año, los Sonics mejoraron de su mano, en la cancha y fuera de ella, ya que en su segunda temporada fue nombrado jugador-entrenador. Quien puede hacer estas cosas? Pues sólo los elegidos. Entonces contaba ya con 32 años, y ser jugador-entrenador no le impidió ser con 9.1 asistencias, el lider de esta clasificación de la liga. Los resultados iban mejorando, para esta joven franquicia, año a año, llegando a 47 victorias en el año 72, cuando en su primera temporada solo consiguieron 30. Pero tras 4 años, 3 de ellos como entrenador-jugador, San Schulman, presidente de los Sonics por aquellos tiempos, en una de las decisiones más estúpidas de la historia de la franquicia, solo comparable quizás al traspaso de Scottie Pippen por Olden Polynice, o la selección de Saer Sene en el draft, le lanza un órdago a Wilkens: o entrenas o juegas.

Decide jugar, y en todo momento declara su lealtad al nuevo entrenador, Tom Nissalke. Pero el iluminado de Schulman no le cree, y decide traspasarlo a Cleveland, junto a Barry Clemens, a cambio de Butch Beard. Resultado: 21 victorias menos al año siguiente, Wilkens vuelve al All Star con Cleveland, mientras que Beard es traspasado al año siguiente, saliendo poco menos que por la ventana del water.

Es más, cuando los Cavs llegan a Seattle, el público permanece en pie más de 2 minutos ovacionando a su ídolo, e incluso llegan a abuchear a Beard. Cleveland gana el partido y la actuación de Wilkens es de 22 puntos, 9 asistencias y 9 rebotes. No le sacan a hombros los fans de los Sonics, porque allí no se estila, pero el público le quiso devolver todo el cariño en ese órdago con el presidente.

Luego volvería al front office en el 77, y tras un inicio repugnante de 5-17, toma nuevamente las riendas y los Sonics consiguen 6 victorias seguidas, y de ahí a disputar las finales del 78 y el título en el 79. Sus números como Sonic son de 19.5 ptos, 9 asistencias y 5 rebotes. Sus 9 asistencias de media, son la mejor media de la historia de la franquicia, nadie ha podido igualarlas. Su número 19 fue el primer número retirado por los Sonics, y un dato sobre el ídolo de Wilkens: De los otros 5 números retirados, ha jugado o entrenado a todos menos a McMillan. Y es que con Wilkens, lo que era tierra baldía, se convertía en hierba verde, tan verde como la camiseta.

En la última época de los Sonics, con la llegada de Clay Bennett, decidió fichar a Wilkens como vicepresidente de operaciones. Era una operación, valga la redundancia, de Bennett para pulir su imagen. Pero al poco tiempo, Wilkens decidió dimitir, ya que su capacidad de decisión era nula, dándose cuenta de que le estaban utilizando. Lenny Wilkens, fuiste, eres y serás grande.

GUS WILLIAMS
Precisamente Wilkens, cuando llega al front office de los Sonics, supervisa la llegada de varios jugadores: Silas, Webster, John Johnson, Wally Walker...y Gus Williams, "The Wizard", neoyorkino, como Wilkens.

Tras dos años en Golden State, llega a los Sonics como agente libre, tras una disputa contractual con los californianos. El quería seguir allí, pero estos solo le ofrecian 2 años de contrato, y los Sonics 3. The Wizard fue, como ahora se les llama, un combo guard, eléctrico en sus movimientos, rapidisimo, tenía también el sobrenombre de "one man fast break", el contraataque de un hombre. Driblador escepcional, ofensivo, manos rapidas, un ladrón de guante blanco. Algunos comparan a Gilbert Arenas con "The Wizard". Será porque allí juega el Agente Zero?.

Empieza como suplente, pero la llegada al banco de Wilkens le lleva a la titularidad, clave para llevar a los Sonics a las finales del 78, donde cayeron en 7 ante los Bullets. En la siguente temporada, Williams y todos los Sonics se quitan la espina clavada, ganando en 5 a los Bullets. En esta temporada se ve una de las caracteristicas de Williams, y que le define como grandísimo jugador: sus promedios anotadores suben cuanto más quema la pelota: 19.2 en la regular, 26.6 en playoffs y en las finales, promedia 28.6, liderando en anotación a los Sonics en los 5 choques. El MVP se lo lleva Dennis Johnson. La imagen de Williams lanzando el balón al aire cuando acaba el partido, será ya eternamente recordada.
En la siguente temporada, la 80, Williams sigue subiendo su anotación, llegando a 22.1 ptos (23.7 en playoffs), pero los Sonics son apeados por los Lakers en playoffs, unos Lakers liderados ya por Magic Johnson. Este año es nominado en el segundo mejor equipo de la competición.

Y aquí llega la controversia: Tras finalizar los 3 años de su contrato, toca renovar, y Gus no iba a poner las cosas fáciles a los Sonics, y a su presidente, que seguía siendo Sam Schulman. El tira y afloja fue tal, que acabó con Williams sentado en la grada todo el año, y el resultado fue desastroso para la franquicia. Como ya hemos visto con Wilkens, este Schulman era duro de entendederas, y esta desastrosa campaña le hizo ver el valor de Gus, renovandole el 18 de junio del 81.

Y volvió el mejor Williams. Además de su indudable talento anotador, sus números en asistencias subieron, llegando hasta las 8.4 en el año 84, cuando antes de su año sabático, no había llegado a 5. Este año, es nominado en el mejor quinteto de la liga, gracias a sus 23.4 ptos y 6.9 asistencias. Decir que solo Gus, Spencer Haywood y Gary Payton han conseguido dicha nominación en el mejor equipo de la competición.

Los fracasos en los playoffs hicieron que el equipo campeón empezase a romperse. Aun asi, en el 83, Gus ofreció su mejor versión en playoffs, promediando en la primera ronda 32.5 ptos, no suficientes para pasar de ronda. En el 84, tras 6 temporadas y 7 años en Seattle, es traspasado a los Bullets.
Sus promedios como Sonico son de 20.3 ptos, 5.6 asistencias y 2,3 robos, compartiendo el record de franquicia de 10 robos en un partido con Fred Brown. En este tiempo, fue All Star dos veces, en los años que fue elegido en el 2º y 1er equipo de la liga (80 y 82 respectivamente). Aún hoy permanece como 5º en anotación (9676) y 4º en asistencias y robos, siendo sus 23.2 ptos en playoffs el segundo mejor promedio anotador de la franquicia. La pena que cuando estaba mejor, se pasó el año en blanco por esa disputa contractual. De que hubiese sido capaz? Nunca se sabrá. Gus fue un jugador especial, un jugador que creó un estilo de juego, y uno de esos jugadores que cuando quema el balón, el parece llevar guantes. Por supuesto, su número 1 está retirado.

NATE McMILLAN
Quizás no tenga los números que tienen los dos de arriba, o el de abajo, pero Nate McMillan es historia pura de los Seattle Supersonics. "Mr Sonic" era su apodo, parte tambien del trio "The Big Mac", junto con McDaniel y McKey. 12 temporadas como profesional, todas ellas vistiendo el uniforme verde y oro.

McMillan llega desde North Carolina State, elegido en segunda ronda, con el número 30, del draft maldito del 86, y en seguida se hace con el puesto de base titular, clave en ese equipo que se plantó en las finales de conferencia dando un portazo.
En su temporada de novato, consiguió dar 25 asistencias en un partido ante los Clippers, y estas 25 asistencias es el record de asistencias dadas por un novato, y a la vez, es el record de franquicia, novato o no.

Su juego, se caracterizaba por ser, como diria Andrés Montes, ordenado. En ataque nunca tuvo excesivo peso, se limitaba a tiros abiertos y transiciones. No tenía un gran lanzamiento, pero lo que si tenía era una visión privilegiada de todo lo que pasaba a su alrededor, que seguro que le está ayudando en su exitosa carrera como entrenador.
En su temporada de novato acabó promediando 8.2 asistencias por partido, promedio que fue subiendo en los dos siguientes años, hasta llegar a las 9.3 que repartió en el año 89, surtiendo bien de balones a Dale Ellis, que se fue ese año a más de 27 puntos por noche. Esas 9.3 asistencias por noche permanecen como el segundo mejor promedio de asistencias en una temporada.

Donde destacaba Nate era en defensa, y por ello es por lo que es recordado. Siempre era el encargado de bailar con la más fea. Defensor brutal en el uno contra uno, gracias a su fortaleza fisica, que le permitía defender a bases, escoltas e incluso a algún alero. Extremadamente rápido de piernas, y con gran anticipación, que le valió ser el máximo ladrón de la competición en la temporada 94, con casi 3 robos por partido. Y eso que por aquel entonces ya salía desde el banquillo, e incluso en la temporada 94 acabó segundo en la votación del mejor sexto hombre de la liga, por detrás de Dell Curry. En ese año 94, como en el 95, es elegido en el segundo quitento defensivo de la liga.

Y salía desde el banco, porque llegó a la ciudad Gary Payton. Nate tenía la misión de hacer de mentor de GP en su llegada a la liga. De hecho Payton reconoce siempre que su ferocidad defensiva vino en parte por trabajar con Nate. La primera temporada de Payton fue decepcionante, pero la labor de McMillan fue vital para recuperar a Payton, y que pudiesemos disfrutar de él.
Un líder de vestuario, un jugador respetado por todos, una influencia positiva para los más jóvenes. El tenía un nombre en la liga, pero prefería el crecimiento del equipo antes que el enriquecimiento personal. McMillan vivió el exitoso equipo de "los tres mosqueteros" de finales de los 80, la transición de principios de los 90, y el crecimiento posterior, que tuvo como cima las finales del 96 ante los Bulls.

En el 98 decide retirarse como jugador profesional, 12 años en los que solo vistió la elastica verde y oro. 796 partidos jugados, solo Fred Brown y Gary Payton están por delante de él.
Sus promedios como sonico son de 6 ptos, 6.1 asistencias, 4 rebotes y 2 robos de balón. Permanece segundo en asistencias (4893) y robos (1544), cuarto en minutos disputados y sexto en rebotes. Su número 10 fue convenientemente retirado.

Sin embargo, tras su retirada siguió ligado a los Sonics en el staff técnico, y con la destitución de Paul Westphal en el 2000, le llega la oportunidad de entrenar a su equipo, y a su hombre Gary Payton, dirigiendo al equipo con maestría en la travesía post-Payton hasta llevarles a las finales de semis de conferencia en el 2005, último año que los Sonics rascaron playoffs. Luego una dura disputa contractual, acaba con McMillan fuera de su equipo. A los directivos de los Sonics les pasó lo mismo que a los de Honda con Valentino Rossi: esto lo conduce cualquiera y las 50 victorias estan aseguradas. Sin embargo la realidad fue bien distinta, y los Sonics se hundieron en el fango al año siguiente, con Nate triunfando en el eterno rival. Como duele....
En definitiva, 19 años al servicio de la causa Sonica. Gracias Nate!

GARY PAYTON
Y este? Hace falta presentarle? Creo que no. No solo quizás el mejor base de la historia Sonica, sino tambien quizas el mejor jugador que nunca vistió la verde y oro. Quizás?

Llega desde Oregon State Univ, en el draft del 90, elegido en el número 2. Las expectativas que levanta su llegada son máximas, el elegido que podría devolver a los Sonics a las finales de conferencia o más. Sin embargo, se estrella en su primer año. Sus porcentajes no son buenos, y los Sonics no superan las 41 victorias del año anterior, y el es solo el decimo en promedio anotador de su equipo, a pesar de ser titular los 82 partidos.
Tras una segunda temporada tampoco excesivamente buena, decide cambiar su numero del 2 al 20. Ese verano incluso se rumorea la posibilidad de traspasarle, pero el GP pronto disiparía tales comentarios, y en su tercera temporada ya empieza a verse todo el potencial que lleva dentro. Ese verano trabajo como una bestia, y su asociación con Shawn Kemp empieza ya a apuntar buenas maneras. Además, empiezan a llegar los Hawkins, Perkins y Schrempf que serían claves. Los Sonics van año a año sumando más y más victorias. En el 93 se plantan nuevamente en las finales de conferencia, llevando a 7 partidos a los Phoenix Suns de Charles Barkley y Kevin Johnson.

Durante esta serie de playoffs, es donde nace su apodo "The Glove". Su defensa sobre Kevin Johnson estaba siendo excelsa, y un primo de Payton le dice aquello de "estas reteniendo a Kevin Johnson como una pelota de beisbol en el guante" (you are holding KJ like a baseball in a glove). Y con The Globe se quedó.
Al año siguiente, el 94, los Sonics reciben el mayor palo de su historia. Con el mejor record de la liga (63 victorias), caen en primera ronda ante los Nuggets. Los jovenes Kemp y Payton no tienen su mejor serie y los palos les llueven, sobre todo sobre su condicion de lideres y su dudosa capacidad de llevar al equipo a lo más alto.
Sin embargo, este año 94 sería el inicio de 9 años jugando el All Star, 9 presencias en el mejor quinteto defensivo, y 9 nominaciones en los mejores equipos de la competición.
Aún así, la bofetada se repite al año siguiente, cayendo nuevamente en primera ronda, ante unos descafeinadisimos Lakers.

Pero llega así el año 96, donde los Sonics llegan a las finales...al fin. Quien no recuerda su enfrentamiento con Michael Jordan? Hubiese sido el resultado distinto de haber sido Payton el defensor de Jordan desde el primer partido? En el quinto partido, Payton dejo a Jordan en solo 23 puntos, y en dicha serie solo un partido se fue por encima de los 30. Aun así, los Bulls se llevaron la serie en 6 partidos. Sus duelos dialecticos, epicos, entre dos competidores brutales. Payton logró sacar a MJ de sus casillas en más de una ocasión, y ha sido indudablemente, uno de los mejores defensores del mejor jugador de la historia. En este año fue elegido como El mejor defensor de la liga, siendo el primer y hasta la fecha, único point guard en conseguirlo. Lidera la liga tambien en robos, con 2.9 robos por noche.

Este fue el techo de este equipo. Con la salida de Shawn Kemp, Payton tiene que multiplicarse, y llegan sus mejores años a titulo personal. En el año 98, año de la salida de Kemp, es elegido en el mejor quinteto de la liga por primera vez, gracias a sus 19.2 ptos, 8.3 asistencias y 2.3 robos. En el año 2000, repite designación, uniendose a Spencer Haywood como unicos Sonics en ser elegidos dos veces en el mejor quinteto de la liga. En este año, alcanza su tope en anotación, con 24.2 ptos, uniendo 9 asistencias y 2 robos. En los siguientes años, sus medias estan siempre en torno a los 22 ptos y 9 asistencias.

Finalmente, en el 2003, año en el que era agente libre sin restricciones, en un proyecto deportivo en renovación, y ante la certeza de que se iba, los Sonics le intercambian con los Bucks a cambio de Ray Allen. Finalizaban asi 999 partidos de verde y oro. En su último partido como Sonic, se despide de su gente con 31 ptos en el Key Arena, poniendo final a 12 años y medio como Sonic.
Luego jugaría en Lakers, Boston y Heat, donde conseguiria el anillo que mereció años antes.

9 All Stars como Sonic, 9 años consecutivos elegido en el mejor quinteto defensivo de la liga, record que comparte con Michael Jordan, 2 elecciones en el mejor quinteto de la liga (98 y 00), 5 en el segundo (95-96-97-99-02) y otras 2 en el tercero (94-01), 2 veces oro olímpico, permanece como lider historico de los Sonics en puntos (18207), asistencias (7384), robos (2107), tiros de campo intentados y anotados, triples intentados y minutos disputados. Sus promedios en Seattle fueron de 18.2 ptos, 7.4 asistencias y 2.1 robos.

Pero fuera ya de su increible curriculum, lo que quedará para siempre en la retina de los espectadores era primero su "trash talking", del que llegó a hacer un arte. Era capaz de sacar de las casillas a cualquier jugador, simplemente preguntandole "como está tu familia?". Esto le grangeó una fama, que le hace ser hoy el tercer jugador con más tecnicas. Y es que no se callaba ni debajo del agua. Hablaba con los arbitros, rivales, banquillos, publico...un artista, que asi conseguia intimidar a sus rivales y conseguir sacar lo peor de ellos...y lo mejor de si mismo.
Tambien sera recordado por su etica de trabajo. Una etica de trabajo que hizo que en más de 12 temporadas como Sonico, solo se perdiese 5 partidos, teniendo una serie de mas de 300 partidos consecutivos. Un auténtico Iron Man. Una etica de trabajo que le hizo pasar de ser un horrendo tirador exterior, a ser en el año 2000 el jugador que más triples anotó de la liga. Incansable trabajador y competidor, que dio la cara con el traslado de la franquicia, expresando claramente que no quiere que su camiseta sea retirada en Oklahoma, en tierra infiel. De momento, si alguien osa usar el 20 en ese horrendo azul, merece ser quemado vivo.

Y con esto finaliza la serie del mejor quinteto de la historia de los Sonics. Espero que os haya gustado. Por cierto, mi voto como mejor base de la historia de los Sonics va para GP.

20 comentarios:

costalgaraldals dijo...

Es la elección más dificil, sin duda alguna. Wilkens es historico, a Gus solo le he visto en reportajes y me ha encantado, McMillan un superprofesional y Gary... que decir de Mr.Trash, es el que he disfrutado más, sus partidos inolvidables me han hecho emocionarme.
Me quedo con Gary, como una vez dije "sangre verde y oro".

Mo Sweat dijo...

Saludos Juanejo.
Apúntale otro a GP, mi base favorito de los 90.

dennis_mora91 dijo...

Como he hecho en cada una de las votaciones voto por lo que he podido ver y en este caso solo pude disfrutar de Gary, y es para el mi voto, pero que solo lo haya visto a el no es que no se lo merezca pues Payton no solo me hizo disfritar a mi sino a muchos de nosotros :D

BigBen dijo...

Gary Payton es mi elegido, uno de los jugadores que menos me gustaba, pero que con el paso del tiempo vas viendo su calidad y lo que hacia. ademas, se merece un respeto por todo lo que hizo por seattle durante el lio con el traslado del equipo.

drazgon dijo...

Yo digo lo contrario que mi coleguita Costalgaraldals: es la elección más fácil sin duda alguna, Gary Payton ha sido un jugadorazo de los pies a la cabeza y posiblemente uno de los mejores bases de los 90.
Mi voto para "el guante".

Maverik dijo...

MAGNÍFICO artículo. Impresionante, con todo lujo de detalles. Increíble. Una gozada leerlo.

Arte era lo q hacian Payton y Kemp. No pudieron ganar a Dios, pero si pudieron ganarse nuestros corazones...

Mi voto para El Guante.

Por cierto, Juanejo

Maverik dijo...

tendrias q haber contado el mítico diálogo Payton-Jordan q dice lo siguiente...

The Glove: Somos iguales. Yo tb tengo un Ferrari.

Air: no somos iguales. Tu tienes q comprarte los Ferraris... a mi me los regalan.

Juanejo dijo...

ya te digo! Jordan era un Trash talker del copon. Cuando ganan el cuarto partido, empieza a gritar "nadie puede parar a Michael Jordan, a MJ solo puede pararle MJ", con Payton al lado.

sixers29 dijo...

hola crack, difícil decisión, pero me quedaré con Payton que es el de mi época, cuando empecé a ver basket.
Me ha sorprendido la historia de Wilkens con los Sonics, sabía que era un histórico de los Sonics pero sólo eso, qué grande fue!!!

Juanejo dijo...

wilkens era una maquina. uno de los tios mas listos de la historia del basket, fuera y dentro de la cancha.

Wilt dijo...

Bueno, habría que poner por unanimidad a Gary Payton, pero yo voy a elegir a Lenny Wilkens que tampoco le ha dado poco a la fraquicia (¿el único anillo?).

Wilt dijo...

La verdad es que la forma en que acabó Wilkens fue de pena, no s elo merecía. El tio ya estaba mayor y primero se aprovechó de él el mentallity insane deIsiah Thomas, y después el impresentable de Bennett.

Suele suceder que cuando hay un personaje como Wilkens que acaba adquiriendo tanto poder los que están en la cúpula terminan echándolo, de hecho sucede continuamente, sobre todo con madamás dictatoriales como en Dallas o Miami por ejemplo.

Wilt dijo...

Entonces al final como queda el quinteto histórico juanejo? Dennis Johnson, Gary Payton, Dalle Ellis, Tom Chambers y Spencer Haywood? Así corriendo las posiciones un puesto y quitando al pívot que en Seattle siempre se han caracerizado por no tenerlo?

Maverik dijo...

Pues poca coña, el quinteto de Wilt sería temible aunq yo preferiría poner a Kemp en lugar de TC...

Wilt dijo...

Pues cuidado con un hipotético quinteto histórico de los Lakers, de pívots: Mikan, Chamberlain, Abdul-Jabbar o Shaquille O'neal; AP: James Worthy, A: Elgin Baylor; E:Kobe Bryant, Goodrich. B: Magic Johnson, Jerry West. Con esos es suficiente.

Maverik dijo...

En mi opinión, Wilt, el quinteto q propones para los Sonics está más compensado.

Pivot dominante q necesita el balón (Shaq, Kareem...) + Baylor + Kobe + West ... uf, demasiados jugones y sólo un balón.

El baloncesto es un juego de equipo y creo q siempre se necesitan un par de jugadores del tipo "currantes" como en su día lo fueron AC Green, Dennis Johnson, Robert Parish, Michael Cooper...

Mi quinteto para los Lakers: Magic, Kobe, Worthy, Hairston y cualquiera d los centers. Menos jugones y más "equipo" ¿no?

Juanejo dijo...

hombre, cuantos titulos tienen los lakers y cuantos los sonics? en fin, creo que todo queda dicho, 1 titulo y 2 finales jugadas, los lakers...no quiero ni cntar.

en definitiva, el quinteto, por votacion popular ha sido:
Base: Gary Payton
Escolta: Dale Ellis
Alero: Detlef Schrempf
PF: Shawn Kemp
C: Jack Sikma

Mo Sweat dijo...

¿Y sexto hombre?
Vamos a darle vidilla al tema, ja, ja, ja.

Juanejo dijo...

jejeje eso y los entrenadores.

Luis dijo...

Juanejo,aunque solo sean rumores y por animar un poco:
http://seattletimes.nwsource.com/html/sonics/2008259446_payton13.html?syndication=rss