jueves, octubre 23, 2008

TODOS CON SEVE

No es baloncestistico, pero ahora que acabo de leer el delicado estado de salud de uno de los mayores cracks de la historia del deporte en este pais, Severiano Ballesteros. Solo queda desearle que en la operacion todo vaya como se merece el, es decir, maravillosamente. Uno de los iconos deportivos de este pais. Sin el, seguramente no habria ahora ningun Sergio Garcia, o Chema Olazabal o Miguel Angel Jimenez.

Un adelantado a su tiempo, un megacrack, que ademas, cuando habla, sienta catedra, de esa gente, que ama su deporte y transmite de una forma maravillosa. Estamos todos contigo Seve. Animo crack!!

7 comentarios:

Mo Sweat dijo...

Amén a eso, Juanejo.

Juanejo dijo...

hoy va a ganar su sexto major, estoy convencido de ello.

BigBen dijo...

si señor. un tipo que sembro un predente en el golf de este pais. siempre seve

Lcdo. Rafael Borrás dijo...

Saludos, me gusto tu blog, visita el mio rafelnba.blogspot.com

BigBen dijo...

que pasa juanejo, pasate por mi blog y coge la foto de daimiel, a ver si es posible que todos los blogs de basket apoyemos con esa campaña pro-daimiel

sixers29 dijo...

hola crack, pues espero que Seve se recupere, está luchando como lo que siempre ha sido, un CAMPEÓN!!

Peter Mihm dijo...

Aprovecho el post para hacer un copiar y pegar de una cosa que escribí hace unas semanas sobre el crack pedreñero:

Mucho ánimo, Seve.
En España nunca se te terminó de reconocer, a pesar de ser todo un dios del Olimpo deportivo. Pero para los que empezamos a jugar al golf por tu 'culpa' siempre serás un grande entre los más grandes. Un jugador genial, capaz de lograr lo imposible. El talento plasmado sobre la hierba. Azul sobre verde.

Uno de mis primeros profesores fue Baldomero Ballesteros, Merín. Yo tendría menos de 14 años y era un honor tener, allá en un prado de Mataleñas (lo que ahora viene a ser la calle del hoyo 8), a un hermano del mito como profesor. Y sí, también estaban por allí Carriles y Rozadilla, otros dos cracks de esto.

Recuerdo haber ido a Pedreña a ver un partido contra un jovencísimo Chema Olazábal. Diluvió, pero me lo pasé como pocas veces. Se me metió el golf en las venas.

Tus éxitos en el British Open o en Augusta nos llenaron de orgullo a todos. Ir a Pedreña y patear a tu lado era un privilegio que no valoré en su justa medida hasta que viví en Escocia y Estados Unidos. Allí, cuando decía que te había tenido jugando al lado me miraban como si yo tuviera línea directa con Dios.

Mariano Rico, Manolo Vidal, Luis Sainz Rozas... Muchas jornadas de golf cruzando la Bahía en las pedreñeras. Días eternos jugando de sol a sol. Siempre recibiendo broncas por parte de algunos socios que nos la tenían jurada y que nos culpaban hasta de la muerte de Manolete.

Muchas veces he leído como cuentas una anécdota sobre tu primer palo. Creo que era un hierro 5. Currabas de caddie en Pedreña y te metiste el palo por dentro de la pernera del pantalón. Y así, con la pata tiesa, te fuiste hasta tu casa andando. Lo mejor es que el palo se lo mangaste a mi tío Gonzalo Lavín... Seguro que nunca te guardó rencor.

Te acaban de diagnosticar un tumor cerebral. Una cabronada de tantas. Pero es ahora cuando hay que tirar de fuerza mental, de mentalidad ganadora y tú de eso sabes un huevo. Todo el ánimo del mundo, Seve. Ahora sí que estás en el tee del hoyo 1, en la cuarta jornada de un grande. Como en las mejores ocasiones, vístete de azul marino y sal a ganar.